• octubre

    4

    2019
  • 1752
  • 4
La domótica en el hogar: aplicaciones y funcionamiento

La domótica en el hogar: aplicaciones y funcionamiento

La domótica es capaz de combinar, al mismo tiempo, la electricidad, la electrónica y la informática, todas ellas, aplicadas a la gestión técnica de las viviendas.

Qué es una casa domótica

Además, en la actualidad, gracias a Internet, han irrumpido en el mercado numerosos fabricantes y proveedores que han desarrollado novedosos productos y servicios muy asequibles y estandarizados. De este modo, la domótica está más viva que nunca, preparada para facilitar la vida de miles de hogares.

Una vivienda domótica es un espacio en el que sus diferentes elementos funcionan al unísono, automáticamente y sin el que humano tenga que hacer, aparentemente, nada para su utilización, aunque sí deba definir previamente sus necesidades domóticas, encargar un proyecto concreto y programar la casa para que todo funcione según lo previsto.

Por ejemplo, la iluminación de un hogar con domótica se puede automatizar para que no existan bombillas encendidas en estancias en las que no haya personas en ese momento o, por el contrario, se pongan en marcha a una hora determinada del día.

Por otro lado, una casa domótica permite la instalación de múltiples extras, como videoporteros con reconocimiento facial, cerraduras inteligentes que no precisan de llaves, detectores de presencia, alarmas para activación mediante streaming e incluso, detectores de incendios que se conectan directamente con los bomberos en caso de emergencia, entre otros muchos. En definitiva, todo tipo de complementos útiles que enriquecen tu día a día.

Tipos de instalaciones domóticas que existen

Si tenemos en cuenta la forma de transmisión de las señales en una instalación domótica, nos podemos encontrar con tres categorías claramente diferenciadas: con cableado, inalámbrica y mixta.

Instalación domótica con cableado

Estos sistemas son muy utilizados porque son muy eficaces y presentan una buena estabilidad en la transmisión de señales, debido que no tienen obstáculos que impidan que la información se reciba correctamente en el equipo correspondiente, por ejemplo, en una persiana automática.

Además, a su vez, las instalaciones domóticas con cableado se pueden dividir en otros dos grupos, en función de si utilizan cable propio y exclusivo, o compartido.

Instalación domótica inalámbrica

En este caso, los cables no son necesarios y la información de los aparatos domóticos se transmite entre emisores y receptores mediante ondas de radiofrecuencia que llevan a cabo las diferentes órdenes.

Se pueden instalar tanto en obras ya realizadas como en viviendas de nueva construcción y su mantenimiento es mucho más sencillo que el de los sistemas que incluyen cableado. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la señal se puede debilitar por la aparición de interferencias de otros elementos cercanos.

Instalación domótica mixta

Como su nombre indica, es una combinación de las dos anteriores, es decir, con los mejores elementos de las instalaciones domóticas y las instalaciones con cable.

Son muy recomendables para sistemas domóticos grandes, o lo que es lo mismo, aquellos que tienen varios aparatos conectados y necesitan manejar una cantidad elevada de datos y funciones. Además, al ser mucho más complejos, tienen que ser desarrollados por profesionales en domótica que dispongan de amplios conocimientos previos al respecto.

Ventajas de automatizar tu casa con domótica

Los beneficios de instalar domótica en una vivienda son muy variados e interesantes. Entre los más destacados se encuentran:

Comodidad: la gran mayoría de las tareas domésticas resultan más sencillas, puesto que se pueden realizar muchas acciones a través de una simple pantalla.

Seguridad: resulta muy útil en caso de existencia de incendios, intrusos en el domicilio o fugas de gas y agua inesperadas. Permiten observar todo lo que pasa en una vivienda desde cualquier lugar del mundo a través de un smartphone o dispositivo electrónico.

Comunicación: favorece el establecimiento de una buena relación entre las personas y la vivienda, sobre todo, gracias a herramientas como el reconocimiento de voz o la detección de determinados movimientos corporales.

Teleasistencia: un buen sistema de domótica es capaz de controlar tus rutinas diarias como, por ejemplo, saber qué tiempo permaneces durmiendo o los momentos exactos en los que tienes que tomar una determinada medicación. Además, algunos modelos funcionan mediante sensores que pueden estar conectados directamente con una central en la que se encuentran trabajando diferentes profesionales médicos.

Calidad de vida: son muchas las acciones que se pueden realizar a través de la domótica: detectar la cantidad de luz solar que entra por la ventana y en función de este dato, subir o bajar las persianas, controlar la intensidad de la luz en las diferentes estancias de la casa o generar ambientes en función de estados de ánimo, entre otras muchas posibilidades.

Domótica en la reforma integral de una vivienda

Si buscas incluir domótica en la reforma integral de una vivienda, en LUND te asesoramos y recomendamos las mejores alternativas para que dispongas de una casa inteligente, segura y eficiente. Según tus necesidades, te diremos qué funcionalidades debes incorporar para conseguir este objetivo durante el propio proceso de reforma y cuáles pueden ser llevadas a cabo a posteriori.

Por regla general, se recomienda incluir ya durante la obra todas aquellas aplicaciones domóticas que requieran una preinstalación mediante conductos o de cierta envergadura, que puede ser disimulada posteriormente con falsos techos, por ejemplo. Para ello, nuestros equipos de trabajo se coordinan teniendo en cuenta la importancia de cada una de las fases del proyecto.

Domótica y eficiencia energética en comunidades de vecinos

Apostar por la domótica en las comunidades de vecinos es siempre sinónimo de ahorro de energía. Estos sistemas contribuyen a la reducción del gasto en agua, luz y gas, puesto que permiten programar la gran mayoría de los aparatos para que se enciendan o se apaguen en el momento preciso.

En este sentido, si se instalan mecanismos de domótica, se puede llegar a controlar hasta un 70% del consumo energético en iluminación y climatización. De este modo, los vecinos de cada edificio o conjunto de viviendas pueden controlar la economía doméstica y, al mismo tiempo, comenzar a ser más ecológicos.

Curiosidades que no sabías sobre la domótica

Existen dos novedades que llaman la atención en lo que a domótica se refiere. La primera de ellas, es el desarrollo de la biometría, un sistema de reconocimiento de partes del cuerpo humano con un alto grado de seguridad. Por ejemplo, en muy poco tiempo será muy habitual no utilizar llaves para entrar en casa, sino que este sencillo paso se realice a través de un cuadro externo en la pared que será capaz de reconocer las huellas dactilares.

La segunda es un nuevo modelo de nevera inteligente, llamado T9000, que funciona mediante aplicaciones domóticas y permite gran cantidad de funciones, entre las que destacan la elaboración de la lista de la compra, la sincronización del contenido de este electrodoméstico con dispositivos móviles o la gestión de la fecha de caducidad de los alimentos.

Más posibilidades para iniciarse en el hogar domotico

Otra aproximación, para adentrarnos en un hogar domótico en nuestra vivienda actual, sería la de conseguir convertir progresivamente nuestro hogar en inteligente.

Existen un sinfín de dispositivos inteligentes que permiten añadir funciones domóticas a nuestros aparatos del hogar. Desde enchufes y regletas hasta bombillas, cerraduras y videoporteros inteligentes. Por lo general se conectan a nuestro wifi, y se controlan con el móvil. También son compatibles con los asistentes por voz, como Alexa o Google Home, de forma que podemos activar y desactivar dispositivos con nuestra voz.

Sus aplicaciones son múltiples:,encender y apagar una luz, la cafetera o un calefactor desde la cama, el termo u aire cuando estamos llegando a casa o programar las luces y persianas para simular presencia cuando no estamos en casa.

Puedes descubrir estos dispositivos y sus múltiples funciones desde el hogar inteligente.

DEJA UN COMENTARIO

Tu comentario será publicado en las próximas 24h.

Cancelar respuesta

4 COMENTARIOS

  • Ana
    agosto 25, 2020, 3:26 pm RESPONDER

    ¡Interesante artículo sobre las aplicaciones de la domótica!
    Me gustaría compartir mi opinión acerca de una paradoja que se puede producir en una casa domótica. Por un lado, uno de los objetivos de crear sistemas automáticos es detectar problemas de una manera más eficaz, como posibles ladrones o fugas. Por otro lado, sin embargo, el hecho de que cada vez más dispositivos funcionen a través de internet también genera nuevas vulnerabilidades que antes no existían. ¿Qué opináis?
    En cualquier caso, parece evidente que la domótica ha llegado para quedarse. Veremos qué nos depara el futuro.
    ¡Un saludo!

  • Rosario Zaragoza
    octubre 16, 2020, 12:09 pm RESPONDER

    Me ha encantado el artículo. Contar con datos como estos es de gran ayuda para saber como mejorar nuestra calidad de vida. Gracias por compartirlo.

  • bricodepot
    noviembre 21, 2020, 1:41 am RESPONDER

    Muchas gracias sobre todo por los consejos que habéis dado, sin duda muy útiles todos

  • retirada de amianto
    junio 10, 2021, 3:59 pm RESPONDER

    Muchas gracias por compartir este contenido acera de la domótica en el hogar. Excelente artículo y con muy buena información

© Copyright 2020 Lund Servicios Integrales by Diseño Web