• julio

    23

    2019
  • 1302
  • 0
Suelo radiante. Cómo funciona y cuánto cuesta instalarlo

Suelo radiante. Cómo funciona y cuánto cuesta instalarlo

El suelo radiante es cada vez más demandado y en las viviendas de nueva construcción se suele utilizar casi por descontado, pero también por quienes aprovechan para instalarlo cuando deciden hacer una reforma integral en alguna de las estancias de su casa, como baños o salones.

Este sistema de calefacción se ha vuelto muy popular y da tan buenos resultados que incluso se señala como un atributo más de una casa o piso que esté a la venta.

Cómo funciona el suelo radiante

El suelo radiante por agua consiste, a grosso modo, en una red de tuberías plásticas que se coloca bajo el pavimento, quedando totalmente invisible a nuestros ojos y actuando como un gran radiador bajo nuestros pies.

Quienes más provecho sacan de ello son las personas que viven en zonas muy frías o en viviendas con poco aislamiento térmico y que desean tener un confort extra cuando están en su hogar.

Siempre se dice que es por los pies por donde nos resfriamos, y es también por aquí por donde vamos a recibir el calor o el frescor gracias al suelo radiante, haciendo que esta temperatura llegue al resto del cuerpo de forma más directa que con los sistemas de calefacción y refrigeración convencionales.

Ventajas e inconvenientes que presenta el suelo radiante

Aunque se trata de un sistema revolucionario y con muchos clientes satisfechos, es conveniente saber de antemano los pros y los contras que puede tener el suelo radiante y si se adapta a nuestras necesidades.

Entre sus ventajas destacan:

– Su alto rendimiento.

– El ahorro de energía que conlleva.

– No ocupa apenas espacio, sin elementos que nos entorpezcan.

– El calor se reparte por igual.

Como puntos menos positivos están:

– El tiempo que tarda en enfriar o calentar una estancia, por lo cual es más útil en lugares en los que se va a utilizar continuamente, como viviendas habituales, hospitales, centros de enseñanza, residencias de ancianos o en oficinas con mucho personal.

– Su poca tolerancia a los cambios extremos de temperatura y a la humedad.

– Su precio, superior a otros sistemas, pero que se amortiza en poco tiempo.

– Su instalación es compleja y ha de hacerse por parte de un técnico especialista.

Cómo instalar suelo radiante

Como ocurre con cualquier sistema térmico que instalemos, antes de comenzar la instalación del suelo radiante, conviene preparar la zona del siguiente modo:

Limpiar y nivelar el suelo, si fuera necesario.

Colocar un film aislante por toda la superficie.

Cubrir todo el suelo con paneles aislantes térmicos, generalmente de poliestireno.

Colocar poco a poco todo el cableado cuidadosamente entre los pitones del panel aislante para que esté bien distribuido por toda la superficie.

Unir los circuitos de agua a las tomas de un colector de suelo radiante que sí tenemos que instalar en una de las paredes para tener acceso a él en caso necesario.

Tapar el cableado con mortero, teniendo mucho cuidado para que el suelo quede nivelado.

Por último es hora de instalar el suelo definitivo y de empezar a disfrutar de nuestro nuevo sistema de climatización.

 

Cuánto cuesta la instalación del suelo radiante

Como es lógico, el precio dependerá del tipo de vivienda, de los materiales empleados y del tamaño del espacio en el que queremos instalar el suelo radiante.

Para hacer cálculos aproximados, el m2 de suelo radiante está en torno a los 50-75 euros, cifra que tendremos que multiplicar por las medidas de nuestro hogar.

No hay duda de que la aerotermia está en auge, potenciándose como la nueva forma de climatizar nuestro hogar de forma óptima, con seguridad y confort para disfrutar cada día de la temperatura idónea.

 

 

 

 

 

DEJA UN COMENTARIO

Tu comentario será publicado en las próximas 24h.

Cancelar respuesta
© Copyright 2020 Lund Servicios Integrales by Diseño Web